Saltar al contenido

Los Nazgûl: Espectros del Anillo

La Historia de los Nazgul

La Historia de los Nazgul

INTRODUCCIÓN

Los Nazgûl, Espectros del Anillo fueron hombres corrompidos por el poder del anillo único de Sauron. Nazgûl es una palabra en Lengua Negra que se divide en “Nazg” que significa espectro y “ûl” que significa anillo, por ello también son llamados Espectros del Anillo, los Nueve, Jinetes Negros o menos comúnmente los Úlairi. Este nombre posiblemente proviene del Quenya y significa eterno o sin final.

Nazgul
Nazgul con el hálito negro

ORIGEN  Y ACONTECIMIENTOS PREVIOS

En la Segunda Edad y Sauron era el enemigo de los pueblos de Arda, tras el desembarco de los hombres de Númenor en las costas de la tierra media, al ver su poder superior y su imposibilidad de enfrentarse a ellos, decidió dejar que le capturasen y se sometió al designio del rey con la intención de engañarlos. Fue trasladado a Arnor y allí pronto se ganó el favor del rey, al que fue engañando diciéndole que los valar eran sus enemigos y que se habían adueñado de las tierras imperecederas que debían poseer los hombres. Por esto el rey mandó la fabricación de una flota con la que puso rumbo a Valinor para atacarla. En efecto llegó el rey al reino bendecido pero como narra el Silmarillion “Entonces Manwë invocó a Ilúvatar, y durante ese tiempo los Valar ya no gobernaron Arda. Pero Ilúvatar mostró su poder, y cambió la forma del mundo; y un enorme abismo se abrió en el mar entre Númenor y las Tierras Inmortales” así fue destruida también Andor, la Tierra del Don y separada Valinor del resto del mundo.

Sauron creyendo después de esto que los valar olvidarían la tierra media volvió a intentar dominar a los pueblos libres. Se presentó a los elfos con una forma bella y con intención de ayudarles a devolver el esplendor a sus tierras, algunos como el rey Gil-Galad no le prestaron oídos pero otros reinos de los elfos sí. Se forjaron los tres anillos élficos y Sauron en secreto forjó en la Montaña de Fuego el Anillo Único para gobernarlos a todos, los elfos al ponerse Sauron el anillo, se dieron cuenta de su engaño y escondieron los anillos. Desde ese momento hubo guerra, Eregion fue arrasada.

Sauron recogió el resto de los anillos robados de Eregion y entregó siete a los enanos, que por su carácter nada dócil y su difícil inclinación a las sombras no fueron sometidos, sin embargo dio nueve anillos a los hombres que eran más fácilmente corruptibles y siempre deseaban mayor poder. Así los hombres aceptaron los anillos de Sauron bajo la promesa de la inmortalidad.

HISTORIA

Al principio estos hombres podían caminar sin ser vistos y podían ver cosas que eran invisibles para otros, aunque en poco tiempo ya solo veían lo que Sauron les mostraba. Al final, uno a uno, fueron cayendo bajo el poder del Anillo Único y se adentraron en el mundo de las sombras. Fueron transformados en espectros y Sauron se quedó con los nueve anillos. Eran invisibles salvo para el portador del anillo regente, y se convirtieron en los siervos más terribles del enemigo. Su simple presencia provocaba el pánico en sus enemigos, los gritos que lanzaban helaban la sangre de quien los escuchaba y los que eran heridos por ellos padecían el hálito negro que impedía que se curaran y los iba sumiendo en un sueño mortal, esto aumentaba cuando estaban juntos y se dice que unidos nadie podría ser capaz de vencerlos. Sin embargo poseían debilidad frente al fuego, su poder físico no era grande y la mayoría temía el agua. Los Úlairi no veían de la forma convencional sino que al pertenecer a otro plano, ellos percibían sombras y olían la sangre de las criaturas por ello les ayudaba ir montados a caballo o sobre sus bestias aladas, especialmente criadas en Mordor para que los montaran.

Nazgul en Bestia Alada
Nazgul en Bestia Alada

Únicamente conocemos el nombre de dos de los nueve Nazgûl y son el Rey Brujo, Señor de Morgul que ostenta el título de lugarteniente de Sauron y Khamul El Oriental, La Sombra del Este.

Los Nazgûl lucharon en numerosas batallas entre ellas la de la Última Alianza donde El Señor Oscuro fue derrotado. Tras la batalla huyeron al Este y no volvieron a aparecer hasta que el Rey brujo fue al Norte para establecer el reino de Angmar. Después de varias victorias fue derrotado y regresó a Mordor donde el resto de los nueve jinetes negros se estaba reuniendo para preparar el regreso de su señor que poco a poco recobraba su poder.

Poco después salieron de Mordor y tomaron Minas Ithil que paso a llamarse la Torre de la Hechicería o Minas Morgul y este fue su hogar durante la guerra del anillo. Después de que Sauron supiera de la aparición del Anillo y de que lo poseía “Bolsón”, envió a los Nueve y tras meses de búsqueda encontraron la Comarca. Siguieron a los hobbits hasta bree pero no atacaron sino que esperaron para tenderles una emboscada en Amon Sul , allí Gandalf se enfrentó a los Nueve y cuatro le siguieron para más tarde marchar al vado del río Bruinen. Al llegar Aragorn y los hobbits solo quedaban cinco espectros que les atacaron, el rey brujo consiguió herir a Frodo y se retiraron porque sabían que la herida lo doblegaría pronto a su voluntad. Glorfindel se encontró con los cinco espectros y los expulsó, sin embargo los nueve se juntaron y atacaron a los hobbits cuando estaban cerca del vado. Elrond, señor de Rivendel mando una crecida que arrastró a los Nazgûl que tuvieron que volver a pie hasta Mordor.

El Rey Brujo de Angmar
El Rey Brujo de Angmar

Tras perder sus caballos tomaron sus bestias aladas y el Rey Brujo comandaba el ataque final contra Minas Tirith. Tras la muerte de este a manos de Merry y Eowyn, los ocho se replegaron a Mordor y no actuaron de nuevo. Al reclamar Frodo el Anillo para sí Sauron entendió la maniobra de Aragorn atacando La Puerta Negra para distraerle y envió a los ocho espectros al Monte del Destino. Llegaron demasiado tarde y Sauron fue destruido y con él , la voluntad y el poder que sustentaba a los nueve anillos y así los Nazgûl se desvanecieron.

– Autor del texto: Adrián Reneo Lizana